Taurodromo

Taurodromo

jueves, 19 de septiembre de 2013

La señal en las orejas del Toro Bravo.

Desde los comienzos, se señalaban las orejas del ganado Bravo, y su motivo era, cuando aún ni existían los hierros que marcan a fuego la procedencia de la res, poder diferenciar, a que vacada pertenecía cada animal, evitando malentendidos referidos a la propiedad de la res, cuando las vacadas pastaban casi en estado salvaje.

Dicha señal se le hace tanto a hembras como a machos, cuando tienen sólo unas horas, o como mucho días de vida.
Becerro aún sin señalar ni acrotalar.
Hoy día y  por imposiciones de la Comunidad Europea, todos los animales de sangre brava han de poseer un crotal en cada una de las orejas, si bien a los machos se les retira antes de que cumplan cuatro años.
Vaca que nos muestra perfectamente la señal en ambas orejas además de los crotales
En la actualidad los crotales, fabricados en material sintético y que incorpora toda la información de la res portando un dígito de control, origen del animal, código de región, código de explotación ganadera y el número personal del animal,  uniéndose con ambas (señal y crotal),  tradición e inovación.

Detalle de señales en un Toro y un Becerro.
Se puede observar que cada ganadería tiene un modo de "diferenciar" sus reses del resto,  adquiriendo como propia una señal que no se verá en ninguna otra ganadería. Quiere decir esto que, el conjunto de las dos orejas, combinarán una seña de identidad única de entre todas las ganaderías de Toros Bravos.

lunes, 16 de septiembre de 2013

Las Fundas en las defensas del Toro Bravo.


Quiero hacer una anotación del enfundado de las defensas del Toro, ya que es un tema que a mi personalmente restringe muchísimo, cerrando así el círculo de ganaderías que pueda visitar para hacer fotografías.
En primer lugar y como es obvio, por encima de todo están los intereses del ganadero, pues si "escayolas" las defensas naturales de un Toro Bravo, limitas la capacidad de herir a otro hermano de camada en una de las tan frecuentes disputas que, a diario se dan en la Dehesa.





En estas fotografías se puede apreciar, aún siendo de la misma ganadería, el cambio de Toros sin las fundas y con ellas    puestas. La primera fotografía refleja la estampa del Toro bravo sin fundas en las defensas, en cambio la segunda, muestra las antes citadas fundas, eliminando casi toda su naturalidad e impecable presencia.



Muy polémico es este tema y no voy a arrimar mas leña al fuego, en cuanto a si condiciona el comportamiento posterior al enfundado y demás, pero puedo decir con toda rotundidad que al campo bravo le quita absolutamente TODA la esencia y belleza al contemplar este bello animal en la Dehesa.
Muestra de lo que hoy comparto es que son muy pocas las fotografías que se pueden ver en este blog, así como también en nuestra web de ToroyDehesa.com.
Como prueba de ello, a continuación muestro fotos alternando animales con fundas, a las que yo llamo "escayolas" y animales con las defensas libres con todos los pros y contras que puedan acarrear.

Dos Toros cuatreños con los pitones enfundados.

Defensas sin enfundar y aun así muestran unas muy finas puntas.